Pasos en el Proceso de Realizar una Obra de Arte

Cuando realizé mi pintura Ruedas dentro de Ruedas 109, hice una selección de los colores de mi paleta siguiendo mi propio sentido estético.  Al considerar mi  pintura para este análisis, escogí ciertos temas elaborados en El Arte del Color sobre el proceso de análisis de Itten sobre el color como elemento de diseño.

Aquí les presento un studio de mi obra #109.

 colorstudy109part1spanish

Según Itten, el azul, el rojo y el amarillo – los colores primarios – son una tríada que junto al blanco y el negro (también incluidos en mi pintura,)  crean fuertes contrastes cromáticos.

“Tal como el blanco y el negro representan el extremo del contraste claro-oscuro, al igual el amarillo/rojo/azul representan la instancia extrema cromática.  Se requieren por lo menos tres tonos claramente diferenciados. El efecto es siempre estimulante, vigoroso y decidido. La intensidad del contraste del tono disminuye cuando las tonalidades empleadas se extraen de los tres colores primarios”  Ibíd.

La tríada de color que elegí durante mi diseño inicial se extiende en las siguientes etapas de mi trabajo al incluir dos colores complementarios  – el verde y el naranja. La obra de arte también emplea más variación de colorido al incluir no sólo dos colores complementarios, sino también una “escala de iluminación” – en una variación de claridad y oscuridad de los colores primarios.

 colorstudy109part2spanish

La combinación de colores se vuelve más compleja con la introducción del rojo claro y el azul cerúleo junto a al rojo oscuro alizarina  y al azul oscuro de Prusia.  Para el contexto de mi obra, el efecto de esta combinación de colores que elegí y sus variaciones de luminosidad son distintivos y propios del diseño.

Itten reconoce que una multiplicidad de efectos pueden ser logrados a través de este proceso de combinación de colores.

“El contraste de matiz asume un gran número de valores expresivos completamente nuevos cuando la luminosidad es variada. De la misma manera, pueden modificarse las proporciones cuantitativas del amarillo, el rojo y el azul. Las variaciones son innumerables, y también las potencialidades expresivas correspondientes.” Ibíd.

 

Es útil ver cómo funciona la teoría del color como una técnica para el análisis del color a través de su uso con una obra de arte.  Johannes Itten y Josef Albers señalan que el color es esencialmente un elemento subjetivo y multifacético dentro del diseño.

“Nuestra conclusión: podemos olvidar nuestras reglas rutinarias de colores complementarios, ya sean completos o “divididos,” de tríadas o tétradas.  Estos están desgastados. Ningún sistema mecánico sobre el color es lo suficientemente flexible como para pre-calcular la colección cambiante de factores que le influencian con solo una receta prescrita”. (Josef Albers, Interacción del Color)

Es más bien un asunto de experimentación, de la imaginación y del gusto, en lugar de ser una “receta” sobre el uso del color, que inspira la selección hecha por el artista del color que utiliza en su obra, incluyendo no solo sus preferencias subjetivas y originales sino también las más amplias opciones universales. (Véase Itten)

Es importante señalar que aunque Itten y Albers son teóricos y artistas dedicados a la investigación de la armonía del color, cada uno advirtió que aunque algunos puntos de análisis sobre el color eran posibles, la calidad de las armonías del color era altamente subjetiva y demasiado compleja y dinámica para ser totalmente capturada dentro de un conjunto de reglas.

En conclusión, ellos descubrieron que incluso la disonancia y las tensiones cromáticas podían en sí mismas lograr una forma de equilibrio y simetría dentro del diseño de una obra de arte.

“Además de un equilibrio a través de la armonía del color, que es comparable a la simetría, hay un equilibrio que es posible entre las tensiones de color, relacionadas con una asimetría más dinámica. De Nuevo: el conocimiento y su aplicación no es nuestro objetivo: en cambio, es una imaginación flexible, el descubrimiento, la invención – el gusto. “ Josef Albers, Ibíd.

En mi próximo post, voy a considerer las ilusiones cromáticas como base de estudio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: